Conócenos Servicios Nature Sistemas Web Soporte   Inicio
Nature
World Wide Web

Desde el momento en que Internet irrumpe de forma generalizada en la metodología del trabajo cotidiano de casi todas las empresas, grandes, medianas o pequeñas, empiezan a vislumbrarse herramientas tecnológicas que hasta fechas recientes estaban reservadas sólo a grandes corporaciones u organizaciones con un grado de informatización muy alto y costoso.

Aunque es cierto que muchas empresas ya cuentan, o deberían contar, con un sitio web meramente presencial, el verdadero potencial de Internet está todavía por explotar. Una web bien entendida no debe limitarse a ser una simple presentación de la estructura de la organización o un catálogo de los productos, sino que, además, debe proporcionar medios interactivos de comunicación entre la empresa y el mundo exterior. Sí, es importante reflejar la imagen corporativa y mostrar los productos que se ofrecen, pero no lo es menos el proporcionar servicios de valor añadido a los clientes y colaboradores.

Piense por un momento en el tiempo que sus empleados dedican cada día a, por ejemplo:

  • Informar a sus clientes sobre el estado de sus pedidos: ¿cuál es la fecha de entrega prevista?, ¿ha sido ya enviado?, ¿por qué transportista?

  • Responder a consultas sobre las tarifas vigentes: ¿cuál es mi precio actual para este producto?

  • Recoger telefónicamente o vía fax pedidos de sus clientes o representantes: tomar nota del pedido, volverlo a introducir manualmente, confirmar los datos.

  • Informar a los representantes sobre sus operaciones: Ventas realizadas por periodo, estadísticas de sus clientes, estado de servicio de sus pedidos.

  • Enviar información a representantes o colaboradores: envío de documentos, procedimientos, información en general, etc.

Para responder a estas preguntas utilizando el sistema tradicional sería necesario dedicar recursos humanos para atender las consultas telefónicas; el departamento encargado, al recibir la solicitud, procedería a obtener la información pertinente y a contestar y/o enviar la información requerida a quien realiza la petición. Este método consume tiempo y recursos innecesarios dado que toda la información necesaria para responder a las cuestiones anteriores ya se encuentra almacenada dentro de su sistema informático, y la mayoría en Nature.

La cuestión sería ¿ como podemos agilizar el proceso ? La respuesta lógica es: utilizando las herramientas y la tecnología más extendida en la actualidad para acceder a información de forma remota: La World Wide Web. El proceso más cómodo, y el que menos pasos requiere, consiste en poner a disposición del cliente la información que éste necesita a través de una página web pues prácticamente todo el mundo dispone de acceso a Internet y un explorador incluido en el sistema operativo.

El concepto que subyace detrás de esta tecnología se comprende al observar las características de portabilidad de Nature. Como se detalla en sus especificaciones, nuestra aplicación es capaz de ejecutarse y/o enlazarse con multitud de plataformas distintas y, por supuesto, la web no iba a ser una excepción. Ejecutándose sobre un servidor web y mediante módulos, que en lugar de requerir el interface habitual de comunicación con el usuario utilizan páginas web, se consigue el acceso a cualquier información deseada que Nature sea capaz de proporcionar.

Por supuesto las posibilidades de desarrollo de nuevos módulos o procesos se mantienen en su totalidad, es decir, podemos confeccionar "a medida" cualquier solución orientada a la web que requiera de información, gestionada o no, por Nature. Desde consultas de pedidos, tarifas, consumos, etc., hasta transacciones on-line, formularios de sugerencias o descarga de ficheros. Las posibilidades son ilimitadas.

Anteriormente sólo unas pocas empresas podían permitirse el lujo de albergar un servidor web propio (dentro de sus instalaciones) para satisfacer las consultas externas, dado el elevado coste tanto de las soluciones software (aplicaciones, servidores de web, etc.), como de las líneas de comunicación con Internet. Hoy día, sin embargo, los únicos medios requeridos, para una configuración básica, son un software servidor de Web (como el incluido en Windows 2003 Server) y una línea de comunicación de banda ancha (como ADSL o Cable).

En resumen, ¿ qué necesito para implantar una solución web interactiva ?

  • Un servidor web: Preferiblemente un ordenador independiente del servidor de ficheros principal que ejecuta un software de servidor web como IIS 6.0 incluido en Windows 2003 Server.

  • Una línea de comunicaciones de banda ancha con Internet que proporcione una dirección IP fija y una tasa de transferencia lo bastante alta para soportar el tráfico (según número de visitas) que genere su sitio web.

  • Los módulos Nature Online o Nature Mobile y, adicionalmente, las ampliaciones y/o modificaciones que sean de su conveniencia.

  • Opcionalmente una web externa: Aunque no es completamente obligatorio, es muy recomendable. Su web principal (alojada en un proveedor de hospedaje de Internet) tiene un nombre, fácil de recordar, que sus clientes ya conocen; basta con añadirle un enlace a la web Online (hospedada dentro de su empresa) para que el acceso sea transparente y sencillo.

Consúltenos acerca de las posibilidades y descubrirá que la tecnología de hoy ya está a su alcance. En todos los sentidos.

atrás siguiente
 
Contactar Mapa Legal Privacidad   ©2012 ADDS CONSULTORES TI, S.L.