Conócenos Servicios Nature Sistemas Web Soporte   Inicio
Sistemas
Cableado Estructurado

La implementación de conectividad en red, ya sea de área local o amplia, precisa de una serie de elementos o dispositivos físicos (hardware) para desplegar una infraestructura adecuada. En función de las necesidades el número y variedad de componentes variará para adaptarse a las situaciones de comunicación concretas. A grandes rasgos los principales elementos serán: los medios de transmisión (generalmente cable) y la electrónica de red.

El cableado es, desgraciadamente, uno de los elementos que más se descuidan a la hora de realizar una instalación nueva pues suele encomendarse al equipo de electricistas, normalmente no cualificado para este menester, que se limita a instalar "cable de datos" como si se tratara de cable telefónico o de suministro eléctrico (descuidando el trazado y protección) y, a menudo, realizar el conexionado sin las herramientas adecuadas. Un cableado correcto requiere un estudio previo de las necesidades del cliente que viene determinado por la topología, distancias, número de puestos y otros factores que influyen en la decisión final del trazado, tipo, norma y categoría del cable a instalar. Este problema es fácilmente solucionable mediante el simple proceso de poner en contacto al instalador eléctrico con un asesor técnico en instalación de redes. Un correcto despliegue del cableado garantiza el funcionamiento de todo el sistema eliminando los riesgos de posibles errores de transmisión o pérdidas de datos, a menudo frecuentes y muy difíciles de detectar, en una instalación defectuosa.

A medida que las señales eléctricas se transmiten por un cable, tienden a degenerarse proporcionalmente a la longitud del cable. Este fenómeno se conoce como atenuación. No obstante, siempre que se respeten las especificaciones del medio de transmisión, los hubs y switches aptos generan una señal de potencia y calidad suficientes para que posibles dispositivos repetidores solo sean necesarios en situaciones extremas, siendo más conveniente, la mayor parte de las veces, optar por medios de transmisión alternativos. De esto se deduce que hay que ser extremadamente cuidadoso al decidir el tipo y las longitudes del cableado (o las especificaciones del medio de transmisión de que se trate) para no incurrir en situaciones donde se podrían producir errores.

Tan importante como el medio de transmisión (hemos hecho hincapié en el cable por ser el caso más habitual pero podría tratarse de, por ejemplo, fibra óptica, señal de radio, etc.) es la calidad y correcta instalación de los elementos que forman el "circuito" completo desde un dispositivo de red hasta otro. Aquí se incluyen los conectores, bases, patch-panel, latiguillos, transceptores, repetidores, antenas, armarios y cualquier otro componente destinado a proporcionar la continuidad del medio y deben ser tratados con la misma precaución expuesta para el cableado.

Con el fin de asegurar una instalación fiable incluimos en nuestros proyectos armarios rack de 19", ya sean de pie o murales para instalaciones más pequeñas, destinados a contener todo el conexionado y cableado (de red y, a menudo, de telefonía) y la electrónica de red (switches, routers, concentradores). La finalidad de los armarios es doble: por un lado se centralizan el mayor número de componentes posible, facilitando la configuración y mantenimiento por parte del servicio técnico y, además, ahorrando espacio y mejorando la estética, y por otro se consigue una gran calidad de instalación libre de malos contactos o de desgaste mecánico. Los armarios se adaptan a las necesidades concretas del cliente en cuanto a tamaño y posibilidad de ampliación y pueden incluir estructura reforzada, ventilación interna y puerta con llave y cristal de seguridad. Es posible, adicionalmente, alojar en los armarios: servidores en formato rack, sistemas de alimentación ininterrumpida (S.A.I.), centralitas telefónicas digitales, etc., proporcionando un entorno coherente y compacto.

En la práctica, y dado que normalmente se utiliza tecnología Fast Ethernet o Gigabit Ethernet, el cableado horizontal y vertical (backbone) de una organización suele poder resolverse mediante cable de par trenzado de categoría 5 o superior. No obstante existen, lógicamente, excepciones a esta regla cuando las necesidades así lo requieren. En supuestos de distancias extremas, requerimientos de ancho de banda superiores o movilidad, por ejemplo, se pueden recurrir a otros medios de transmisión. La fibra óptica permite grandes velocidades de transmisión así como la extensión de la distancia entre nodos. Por otra parte, las comunicaciones inalámbricas o vía radio, ya estandarizadas mediante protocolos como 802.11x o normas como wi-fi, se imponen en situaciones donde es importante conseguir movilidad o el trazado del cable es dificultoso.

Nuestro servicio de consultoría, a través de sus asesores, está especializado en mostrarle las opciones y aconsejarle las soluciones más óptimas para un adecuado despliegue de la infraestructura de red en su organización y su posterior mantenimiento y ampliación.


atrás siguiente
 
Contactar Mapa Legal Privacidad   ©2012 ADDS CONSULTORES TI, S.L.