Conócenos Servicios Nature Sistemas Web Soporte   Inicio
Sistemas
S.A.I.

Los equipos S.A.I. (Sistema de Alimentación Ininterrumpida) son elementos imprescindibles de toda instalación aunque, a pesar de ello, se infravaloran en gran medida. Tanto a nivel corporativo (SAI con elevada capacidad de suministro para gran cantidad de equipamiento) como a nivel de estación (para cada equipo individual a proteger) cumplen varias misiones importantes que, muchas veces, no se aprecian a simple vista.

Es cierto que sin suministro eléctrico su sistema no puede funcionar, pero la pérdida total del servicio eléctrico es infrecuente cuando se compara con problemas momentáneos tales como transitorios, ruido, subidas y bajadas de tensión, impulsos de sobrevoltaje o microcortes. Nos hemos acostumbrado a preocuparnos por los fallos totales de energía, los "apagones", porque son manifestaciones visibles de los problemas del suministro eléctrico. Los impulsos transitorios o el ruido eléctrico no lo son, pero están presentes, en mayor o menor medida, todo el tiempo. Estos motivos son muchas veces causa de daños irreparables en el hardware, pérdida de datos, corrupción de ficheros, acortamiento de la vida útil de los componentes electrónicos e infinidad de problemas a los que los departamentos de servicio técnico no consiguen encontrar explicación. Así pues, sus sistemas necesitan ser protegidos constantemente, no sólo cuando se apagan las luces. No en vano las estadísticas muestran que El 50% de los problemas ocasionados en los equipos eléctricos e informáticos y las pérdidas de información son debidos a interrupciones y perturbaciones en el suministro de la red eléctrica.

A grandes rasgos los equipos S.A.I. se dividen en dos tipos. Los Off-line realizan un filtrado básico de la alimentación de entrada para proteger las cargas y cuando detectan un corte de suministro generan, mediante el inversor, una tensión de alimentación de emergencia que pasa a mantener en funcionamiento el sistema que se pretende proteger. Sus inconvenientes principales son: escasa protección frente a irregularidades en la línea (el factor más peligroso), tiempo de conmutación (pasar de alimentar con red a alimentar con S.A.I.) relativamente largo y ningún aislamiento entre la red eléctrica y la tensión de alimentación de los sistemas.

En el otro extremo se encuentran los sistemas On-line y, en especial, los equipados con doble conversión. Este último tipo de sistemas (los proporcionados en todas nuestras instalaciones) subsana los defectos antes mencionados mediante una técnica diferente: la alimentación de los sistemas críticos nunca se ve afectada por las condiciones de la red eléctrica dado que el S.A.I genera una tensión senoidal artificial (y perfecta), detecte o no problemas en el suministro, a partir de su inversor interno. Además proporcionan, según gama, aislamiento galvánico de la red principal, mediante transformador, para una mayor independencia. Adicionalmente incorporan control interno por microprocesador, software de gestión que permite un apagado ordenado y controlado de los servidores en circunstancias críticas, módulos SNMP de comunicación para gestión en red, mantenimiento sin necesidad de interrumpir el suministro y un gran abanico de opciones y posibilidades de ampliación.

Proteja su inversión. No importa el rango de potencia necesaria requerida por su sistema, ni las condiciones de suministro eléctrico en el ámbito de su organización. Desde 2 hasta 300 KVA, con entrada monofásica o trifásica y con las condiciones de autonomía y fiabilidad requeridas, disponemos, contando siempre con la mejor tecnología proporcionada por los más prestigiosos fabricantes, del sistema de alimentación y protección que necesita.


atrás siguiente
 
Contactar Mapa Legal Privacidad   ©2012 ADDS CONSULTORES TI, S.L.