Conócenos Servicios Nature Sistemas Web Soporte   Inicio
Web
Diseño de Sitios Web

Internet se está convirtiendo en un importante instrumento para los negocios, en una auténtica ventaja competitiva. A través de la publicación de una Web, se puede dar a conocer una empresa u organización a, literalmente, millones de usuarios conectados a la red, y éstos pueden enviar sugerencias, realizar consultas o pedidos en línea, suscripciones, etc. Con presencia en Internet, las empresas, grandes o pequeñas, captan nuevos clientes que proceden de cualquier lugar y además amplían la gama de servicios a ofrecer, entre los que se encuentra la interactividad con el cliente. En esta dirección va el mundo, y cada vez más deprisa.

Una página en Internet puede compararse con un escaparate en la mejor zona comercial de su ciudad, pues con su negocio en Internet podría incluso abrir una Tienda Virtual en todos aquellos sitios a los que llegue Internet, accediendo así a un número increíble de clientes potenciales. Un rápido posicionamiento en un sector estratégico como la Web puede ser altamente beneficioso para su empresa a corto y medio plazo.

El primer paso para la creación y mantenimiento de un Espacio en Internet es la definición y análisis de lo que la empresa quiere transmitir. Es importante por tanto, la participación de los diferentes departamentos en la definición de los objetivos:

  • Publicitarios: En primer lugar el éxito de un espacio en Internet, como en cualquier otro soporte publicitario, depende del coste por contacto, teniendo como mayor ventaja diferencial que el contacto en Internet siempre es un contacto útil, ya que es el usuario de la Red el que selecciona la información que desea consultar, siendo el Departamento de Marketing el que puede obtener un beneficio más amplio de la publicación Web. En la práctica, Internet se ha convertido ya en un instrumento básico de comunicación entre la compañía, sus productos y servicios y sus clientes.

  • Atención al Cliente: Gracias a Internet el Servicio de Atención al Cliente cuenta con un vehículo eficaz y de muy sencillo funcionamiento para atender las demandas de información de sus clientes, tanto reales como potenciales. Los servicios prestados pueden realizarse tanto en línea (a través de Control remoto o Chat) como bajo demanda (correo electrónico y transferencia de documentos).

Una vez definidas las funcionalidades básicas de nuestro sitio, se procede a la selección del contenido a incluir. Llegado este punto es muy importante ser precisos, y tener las ideas muy claras, en lo que respecta al aspecto general, textos, gráficos y demás componentes involucrados. Es conveniente insistir en este apartado pues, si no comunicamos con exactitud nuestras ideas al diseñador encargado de maquetar y crear nuestro sitio web, los resultados no serán todo lo satisfactorios que podríamos esperar. No obstante, siempre puede apoyarse en el diseñador o programador de su web para obtener consejos o recomendaciones útiles.

A grandes rasgos una web básica o inicial suele contener los siguientes apartados:

  • Contenido principal: Se trata, por un lado, de los apartados comunes a toda web como son los menús, barras de navegación, definición general de aspecto, etc. Por otra parte se incluye toda la información necesaria para dar a conocer la empresa, sus objetivos, su sistema de trabajo y productos, sus divisiones y organización. Suele ser el apartado más amplio y el que sienta la base a partir de la cual se desarrollará todo el sitio.

  • Catálogo de productos: Es habitual resaltar la gama de productos o servicios que la empresa ofrece a sus clientes de la forma más interesante posible.

  • Formularios de contacto: Sistema sencillo pero potente de recibir comentarios, sugerencias, solicitudes de información de productos, etc.

Muchos sitios se apoyan en esta filosofía básica que, a pesar de su sencillez, puede dar muy buenos resultados. Sin embargo las prestaciones conseguidas tan sólo arañan la superficie de la capacidad que una web avanzada puede darnos. Otras opciones más avanzadas, que casi siempre implican interactividad entre el usuario y la web, permiten incrementar la productividad de los servicios de Internet:

  • Consultas Online: Permiten al cliente o usuario obtener información, sin nuestra intervención, cómo y cuando lo deseen, de las bases de datos de nuestro sistema que consideremos necesarias (por ejemplo consulta de pedidos o disponibilidad de stock).

  • Zonas de Descarga: Permiten que los clientes descarguen a sus ordenadores información, que previamente habremos almacenado en ficheros en el servidor web, que pueden contener desde información técnica hasta material de marketing, pasando por cualquier contenido imaginable.

  • Recepción de información vía web: Los usuarios, previa comprobación de su identidad, pueden ser capaces de enviar información sin intervención por parte del operador del sitio web. El exponente más común de este caso suele ser la introducción de pedidos desde la web.

  • Cualquier otro tipo de contenido adicional.

Después de que el equipo técnico haya creado todas las páginas y la estructura de nuestra web sólo nos queda alojarla en Internet para que pueda ser accedida desde cualquier lugar. Este paso se suele denominar hospedaje y consiste en almacenar los archivos que componen nuestro sitio en un ordenador que está permanentemente conectado a Internet y disponible cualquier día a cualquier hora. En función del tipo de web que hayamos escogido, básica o avanzada, el servidor que la hospede podrá ser de uno de estos dos tipos:

  • Externo: Para web básica. Es el caso más habitual y consiste en utilizar un servidor propiedad de un proveedor de Internet y/o hospedaje. Dado que el contenido de la web no interactúa con nuestras bases de datos, está permanentemente alojado fuera de nuestra organización.

  • Interno: Para web avanzada. Se hace necesario cuando nuestro sitio web es capaz de recopilar y presentar información de nuestras bases de datos a los clientes que lo soliciten. En este caso por motivos de ocupación, velocidad y respuesta en tiempo real, es obligatorio alojar el servidor web dentro de nuestra propia organización para que pueda obtener información en tiempo real desde nuestra red local de trabajo.

Es corriente que, en caso de optar por una web avanzada, se utilice un hospedaje mixto; es decir la parte básica de la web (la que no es interactiva) se hospeda en un proveedor externo de forma que asume buena parte del tráfico de red, y la parte avanzada, naturalmente, se aloja en nuestro propio servidor interno (que se dedica en exclusiva a tareas interactivas).

Otro punto a tener en cuenta, y que no es conveniente olvidar, es el de registro de dominio. Para que sus clientes puedan localizar su página web sin dificultad, y teniendo en cuenta que en Internet cada ordenador se identifica mediante una secuencia de 4 números de 3 dígitos cada uno, es casi imprescindible registrar un nombre descriptivo para hacer la localización más sencilla; por ejemplo advierta la gran diferencia que existe entre tener que recordar http://211.56.88.221 y http://www.adds.es.

No menos importante es recordar que la red es un medio vivo e interactivo, lo que implica una necesidad de cambio/evolución constante en toda la información que aparezca en el sitio Web. Si en un soporte físico (folletos, prensa, radio, etc.) la realización de cambios y actualizaciones implica un tiempo y costes normalmente elevados, en Internet los mismos se pueden realizar de forma dinámica y con un bajo coste. Los servicios de mantenimiento web le aseguran una actualización constante y ordenada. No hay que olvidar que el sitio web es un "escaparate" de nuestra empresa, por lo que debe evolucionar constantemente a fin de que el visitante perciba el desarrollo del mismo.

En conclusión, podemos resumir los puntos básicos para crear, poner en funcionamiento y mantener una web en los siguientes:

Podemos acompañarle en cada uno de los pasos necesarios, sea cual sea el modelo de su elección, para que su integración en la tecnología web se produzca de forma correcta, ordenada y sin complicaciones. Recuerde, el presente ya está aquí


atrás siguiente
 
Contactar Mapa Legal Privacidad   ©2012 ADDS CONSULTORES TI, S.L.