Conócenos Servicios Nature Sistemas Web Soporte   Inicio
Web
Gestión de Dominios

Internet es una red con una topología asombrosamente compleja que, al contrario de lo que sucede en la red de área local de su empresa, engloba millones de ordenadores y dispositivos de interconexión de redes que se comunican entre si. Dentro de esta telaraña cada ordenador o dispositivo se identifica mediante un numero, único en la red, que permite acceder a cada dispositivo en particular; lo que se conoce como dirección IP (Internet Protocol). Este sistema, aunque efectivo para los ordenadores y dispositivos de red, no es muy amigable de cara a los usuarios que, en la práctica, no conseguirían recordar mas que unas pocas de las direcciones IP con las que trabajan cotidianamente.

Para minimizar este y otros problemas, se diseñó el servicio de nombres de dominio (DNS) cuya misión consiste en sustituir nombres (mucho más fáciles de recordar que los números) por las direcciones IP correspondientes a los dispositivos. Además DNS representa una estructura jerárquica en forma de árbol que hace sencilla la administración de cada una de las zonas o dominios en las que se subdivide.

De forma sencilla podríamos decir que un dominio es un espacio de nombres que representa, de forma jerárquica, a una máquina o serie de máquinas; si por ejemplo tomamos por caso el dominio "miempresa.com", la resolución de nombres mediante DNS podría realizar la siguiente traducción:

Nombre DNS Dirección IP
www.miempresa.com 213.24.60.1
central.miempresa.com 213.24.60.2
ftp.miempresa.com 213.24.60.3

En este caso el servidor DNS encargado de gestionar el dominio "miempresa.com" sabe como resolver el nombre de cada uno de los tres ordenadores "www", "central" y "ftp" del ejemplo, a direcciones IP que son las que se usan en realidad. Además el nombre "miempresa.com" queda reservado a través de las organizaciones que se encargan de coordinar los nombres de dominio a nivel mundial. Esta es una explicación muy somera de un sistema bastante complejo en el que, realmente, se pueden especificar por ejemplo: cual es el servidor de correo electrónico para el dominio, crear subdominios dentro del dominio principal, cuentas de correo, alias, etc.

Así pues, cuando registramos un dominio lo que estamos logrando, aspectos técnicos aparte, es que la empresa registre su nombre en Internet para, por ejemplo, usar direcciones de correo electrónico propias del tipo: info@miempresa.com, o para tener una dirección para su página web, por ejemplo: http://www.miempresa.com.

La gestión del Dominio puede ir asociada al hospedaje de una página Web o ser llevada a cabo como una simple reserva del nombre de la empresa en Internet, para prevenir que otra empresa o particular pueda registrar su marca con los consecuentes problemas legales que esto le acarrearía cuando decida tener presencia en la Red.

El procedimiento de registro de un dominio se realiza a través de los organismos de coordinación de Internet pertinentes, pero lo mas habitual es dejar en manos del proveedor de servicios toda la operativa del proceso. El único requisito es satisfacer una pequeña cuota, generalmente anual, por mantener la reserva del nombre.

Para finalizar es importante señalar la diferencia existente entre registrar y administrar un dominio.

  • Registrar: Nuestro proveedor de servicios Internet o de Hospedaje gestiona nuestro dominio creando entradas para ordenadores, por ejemplo nuestro sitio web "www.miempresa.com", y creando un número variable de direcciones de correo electrónico como "info@miempresa.com", actuando a su vez como servidor de correo de nuestro dominio. Es el caso más habitual y consiste en delegar todo el trabajo en el proveedor de Internet.

  • Administrar: Esta opción es mucho más sofisticada e implica que nosotros mismos gestionamos nuestro dominio mediante el uso de un servidor DNS dentro de la propia organización. Es de utilidad cuando se dispone, por ejemplo, de un servidor de correo interno o se desea un control total sobre el dominio. Otras de sus ventajas son que, una vez instalado, ya no existe ningún coste asociado con la gestión del dominio, se dispone de un número ilimitado de cuentas de correo y se pueden especificar tantos nombres DNS en internet como se deseen.

En cualquier caso podemos ocuparnos de que el registro, gestión y administración de su dominio de Internet se realice de forma transparente para su organización, evitando que se preocupe de los trámites o de la implantación.


atrás siguiente
 
Contactar Mapa Legal Privacidad   ©2012 ADDS CONSULTORES TI, S.L.